Hotel Arcs de Monells, un oasis de tranquilidad en el Empordà

El Hotel Arcs de Monells se encuentra a los pies del Espacio de Interés Natural de las Gavarres, en medio de una serie de pueblos con encanto que nos hacen volver a la época medieval. Cruïlles, Monells y Sant Sadurní de l’Heura, Corçà, Madremanya o Púbol y La Pera en son unos pocos representantes. Y es que el Hotel Arcs de Monells se encuentra en un entorno privilegiado, con la serenidad de encontrarse lejos de todo y al mismo tiempo, muy cerca de los rincones más populares y bonitos del Empordà.

Tanto si buscas disfrutar de una estancia o vacaciones tranquilas y relajadas como si eres un incansable de las actividades deportivas como la mountain bike o el senderismo, en el Hotel Arcs de Monells encontrarás tu espacio. Desde aquí podrás disfrutar del Empordà más genuino, de su naturaleza, de sus tradiciones, de su gastronomía y del increíble patrimonio histórico y artístico que esconden todos sus pueblos y rincones.

Monells es el pueblo que acoge el hotel, conocido sobre todo, por los arcos de su plaza principal, la Plaza de Jaume I. Un emblema tan distintivo y característico que da nombre al establecimiento. El conjunto de Monells, formado por sus plazas y calles ejemplifica la evolución de la arquitectura popular a través de diferentes etapas históricas. Del tiempo del románico, se conservan partes de las murallas y torres que rodeaban el pueblo y el castillo. De estilo gótico, la plaza de l’Oli, la calle de los Arcos, y algunos ventanales.

Durante los siglos XVII y XVIII se levantaron casas sobre los muros de la fortificación, se reordenaron los espacios interiores y se formaron dos líneas de calles, la de Vilanova a levante, donde se encuentra ubicado el Hotel y la de la Riera en el margen izquierdo del Rissec. En la fachada de muchas de estas casas hoy podemos ver fechas referencias a estos años. Otro elemento característico del municipio es la iglesia de Sant Genís con elementos románicos, góticos y barrocos. A su lado se encuentra el cementerio, donde destaca una lápida sepulcral gótica del caballero Arnau de Pontós, perteneciente a una de las familias más relevantes de la historia de Monells.

Alojarse en el Hotel Arcs de Monells es revivir la historia del territorio que lo acoge, es reencontrarse con su esencia y con el entorno natural, es vivir el Empordà al 100%. Y tú, ¿quieres vivir del Empordà al completo desde el Hotel Arcs de Monells?

Deja un comentario