Arcs de Monells, un hotel en masía en el corazón del Empordà

hotel en masia

La mejor forma de vivir y disfrutar del Empordà es alojarse en un hotel en masía, como Arcs de Monells. Despertarse sin prisas, escuchar los pájaros, respirar aire puro y enamorarte del paisaje que te rodea, disfrutar de un buen desayuno con productos 100% del territorio … esto es empezar el día con otro ritmo, con otras sensaciones que seguro te ayudan a que el día vaya mejor y te dediques a ti y a los pequeños placeres que te gustaría vivir.

El Hotel Arcs de Monells cuenta con un total de 21 habitaciones. De estas, 8 se encuentran en un edificio anexo y el resto en el edificio principal, el antiguo Mas Fàbregas. Su historia se remonta al 23 de Junio ​​de 1628, cuando Llorenç Fàbregas compró el edificio que había sido el antiguo hospital de la ciudad para hacer su casa solariega, el cirujano Pere Puig. Anteriormente, su padre, el herrero Narcís Fàbregas, ya había comprado una casa derruida situada junto al antiguo edificio. Hoy día, tanto la herrería de Narcís como la casa solariega de Llorenç forman un solo edificio integrado dentro del hotel. Nos encontramos ante un edificio con mucha historia, lleno de testimonios que recuerdan sus primeros tiempos, pero con todas las comodidades del siglo XXI.

Arcs de Monells es un idílico hotel en masía que convertirá tu estancia toda una experiencia, ¿quieres descubrir los motivos?

1. Gastronomía

El hotel cuenta con un restaurante exclusivo para clientes, un detalle que le permitirá disfrutar de sus desayunos, comidas y cenas de una forma más tranquila y con una atención cuidada y personalizada. Ofrece cocina tradicional catalana con productos de proximidad y temporada, regados con todo un abanico de vinos DO Empordà de alta calidad.

2. Confort

Las habitaciones de este hotel en masía son todas exteriores, por lo tanto, gozan de luz natural. El mobiliario que las conforma está cuidadosamente distribuido, para ofrecer unas habitaciones más confortables en todos los sentidos. Hay tres tipos de habitaciones, las que se encuentran en el edificio anexo que incluyen su pequeña terraza y las de la masía, con 3 Junior Suite con camas de verdad, sin plegatines.

3. Calma y tranquilidad

Somos un hotel rural en medio de un entorno idílico, donde manda la calma y la tranquilidad. Tenemos 21 habitaciones, con lo cual somos un hotel pequeño. Nuestro público mayoritario son las parejas de todas las edades y pequeños grupos de amigos que realizan actividades deportivas en el Empordà. No hay prácticamente niños, pues la edad mínima para alojarse son los 10 años.

4. Desconexión en un entorno natural

Un amplio jardín para pasear, con terraza para tomar una copa o un aperitivo y la piscina rebosante son tres valores que facilitan desconectar, mientras se disfruta de un ambiente calmado en medio de un entorno natural precioso. Además, desde este hotel en masía también se ofrece la posibilidad de disfrutar de un masaje relajante para favorecer la desconexión total.

5. Turismo activo y cultural

Nuestro entorno permite realizar infinidad de actividades al aire libre, desde itinerarios para hacer en bici, a pie o a caballo hasta otros para los más atrevidos como volar en globo, geocaching y un sin fin de actividades acuáticas como el kayak, la vela o el windsurf. Por otro lado, no dejes de visitar los pueblos con encanto que nos rodean, empezando por Monells, Corçà, la Bisbal del Empordà, Peratallada, …

No lo pienses más, disfruta del Empordà desde Arcs de Monells, un hotel en masía que hará de tu estancia una experiencia para recordar. Reserva desde aquí tu estancia.

Comparte el artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on print